Blog

Reinventarse en tiempos de pandemia

Reinventarse en tiempos de pandemia

Atravesamos una época diferente y cargada de incertidumbre. La Covid-19 se ha cebado con la población mundial, y estamos viendo claramente que esto no nos ha cambiado para nada a mejor, al revés creo que está sacando lo peor de algunas personas, gente que cree que esto lo ha inventado los chinos…., los americanos…, o algún extraterrestre de turno, lo más fácil es echar la culpa a otros, pero no nos damos cuenta que somos nosotros mismos los que tenemos que salir de este embrollo. Afortunadamente la mayoría de la gente piensa diferente, entre ellos yo, esta época tan difícil no deja de impulsar a la creatividad y a reciclarse para los nuevos tiempos que llegan. Con este post no quiero hablar de políticas ni de paparruchas, este no es el cometido de este post, escribo estas líneas porque habéis sido muchos los que me habéis preguntado como realicé la sesión confinadas, y el cortometraje Almas en el Tiempo, siendo este último una crítica directa a la humanidad.

Sesión confinadas

Para la sesión confinadas usé dos métodos, claramente diferenciados, siendo el último que os detallaré el más efectivo.

Hay que decir que esta idea se realizó durante el confinamiento, y cada uno en su casa.

Tras concertar una reunión con la modelo decidimos hacer la sesión de dos maneras diferentes. La primera fue a través de llamada por FaceTime de apple, esta sesión fue fallida dado que la calidad de las fotos no eran las esperadas, lo que hicimos es capturar imágenes de la propia llamada con el botón de realizar foto que ofrece la aplicación, no fue muy efectivo la verdad y solo pudimos salvar muy pocas fotografías.

Los factores que no acompañaron en esta idea fueron movimientos excesivos del propio móvil, la calidad de la llamada seguramente no tendría la máx cobertura y la iluminación ambiental un tanto baja, en consecuencia, imágenes con alto contenido en ruido, luego en photoshop pudimos solucionar algunas cosas.

Estas fotos fueron realizadas a través de Face Time de apple, resultado unas fotos de baja calidad, no obstante validas para web a 72 ppp. (píxeles por pulgada)

Segundo intento, sesión confinadas

Esta vez cambiamos de sistema, mucho más productivo y sobre todo más relajado para la modelo, sin duda para mí el de  mejor resultado.

Tras ver que la llamada por Face Time no dió los resultados esperados, no tiramos la toalla para realizar esta sesión desde la distancia, lo que hicimos primeramente es estabilizar  con un trípode el teléfono móvil, seguidamente buscamos la calidad máxima de grabación del móvil de la modelo, y le dimos un poco más de iluminación a la habitación, con subir más la persiana fue suficiente.

Observamos que todo estaba correcto y cortamos la llamada. Todo cayó en manos de esta espectacular modelo puso el móvil en grabación de video y  grabó toda la sesión dejando a la modelo libre de elegir poses que fue cambiando durante la grabación. Este video una vez terminado, y para no perder la máxima calidad lo envío por drive a una carpeta compartida por los dos.

Después fue coser y cantar, tras abrir en Premiere de Adobe el video, fui realizando capturas de las mejores tomas, elegimos una barbaridad de fotos todo gracias a la maestría de la modelo y su experimentada trayectoria. El proceso de edición después de las capturas se llevó a cabo con photoshop, gracias a no contener demasiado ruido, y al estar estabilizado el móvil conseguimos unas fotos más que aceptables.

Un resultado mucho mejor de esta sesión, a través de capturas de un video grabado por la propia modelo con su teléfono móvil.

Almas en el Tiempo, el cortometraje de la pandemia

Mi experiencia con el virus y después de vivirlo en primera persona, me dió la idea de realizar este cortometraje, como decía al principio de este post, creo que esta experiencia no nos ha cambiado para nada, al revés nos hace peores personas.

Evidentemente no hablo de todo el mundo, que no se me altere nadie, pero sabéis que es verdad, nuevos brotes, gente que se lo toma a cachondeo, reuniones sociales sin ningún tipo de precaución…., que decir, bueno si que tengo algo que decir y lo digo en este cortometraje.

No deja de ser una historia de ciencia ficción, o no, el mundo tal y como lo conocemos ya no existe, nos situamos en el año 2051 y la humanidad ha desaparecido por culpa de los propios humanos, pero el legado que dejan  es una inteligencia artificial que es la que gobierna en el mundo ahora, entidades digitales, artificiales que han sido capaz de evolucionar hasta tomar conciencia propia.

Esta inteligencia encuentra en un vertedero residual a unos androides que servían a los humanos antes de su extinción final, ellos muestran una inteligencia no artificial y descubren en ellos una consciencia parecida a la de los humanos, se debate entonces si el alma puede desarrollarse en entidades artificiales como son estos androides.

Cartel de Almas en el Tiempo, con el laurel de la selección del festival el grito de los sin voz.

Como se realizó este cortometraje

Almas en el Tiempo cuenta con unos actores importantes y muy implicados en el proyecto, tal es que el guion fue elaborado por ellos mismos, la primera reunión que tuve con cada uno de ellos por teléfono, (no hay que olvidar que todo se hizo durante el confinamiento), concretamos la idea de que ellos elaboraran un personaje a su elección, y por medio de unas preguntas que elaboré yo,  ellos tenían que contestar a estas acorde al personaje que interpretaban, en estas preguntas podemos ver las reacciones personales de estos personajes ante la nueva situación que ahora es mostrada ante ellos.

Marisol Navajo, Jorge del Río, Cristina Guioba, Nurya Álvarez, Juan José Barriga y José Juan Sánchez dan vida a estos personajes.

La preparación como no podía ser de otra forma, se hizo desde la distancia, reuniones con los actores por medio de video llamadas grupales, coordinación de las ideas de los personajes para que todos tuvieran esa similitud robótica sin ser autómatas, queríamos presentar a unos robots con gran parecido humano, en su fisonomía y en su manera de moverse y hablar.

Las grabaciones corrieron a cargo de los propios actores desde su casa, dejando algo en común para todas las tomas, fondos neutros, para así poder luego hacer el montaje de los decorados, que no fueron otros que unos fondos digitales recogidos de la página pixabay y con autoría de libre uso, en concreto se usó este de webpageloops

Una vez recibido todos los videos decidí crear el cortometraje en blanco y negro dando así una sensación futurista pero a la vez ambigua. Este cortometraje está presentado en varios festivales a través de la plataforma de distribución Movibeta.

Tenemos la suerte de haber sido seleccionado nuestro corto en el festival el grito de los sin voz,  y en el festival SURrealidades cine azul que se celebrará en Bogotá. Esperamos más noticias de este trabajo desde la distancia.

Accede desde aquí al Boletín de la Selección Kuntur, del festival SURrealidades cine azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.